Temporada 1

Águila Roja: Temporada 1 (2009)

Gonzalo de Montalvo, maestro de escuela, se transforma en el personaje denominado "Águila Roja" (miembro de la Orden de los Asesinos, ingresó durante sus viajes por Oriente y el mundo árabe, que tienen su origen en el antiguo Imperio persa, como espías y protectires del Gran Rey, siendo su símbolo el águila zoroastrica) para descubrir quién mató a su esposa Cristina y vengar su muerte, lo que implica desbaratar las conspiraciones contra la Monarquía Hispánica corona de los Austrias por parte de una sociedad secreta, La Logia, a la que pertenecen Hernán Mejías (El Comisario de la Villa) y Lucrecia, marquesa de Santillana. Para ello contará con la ayuda de Saturno, su fiel criado (a quién sacó de la prisión de la Villa), y de Agustín, un misterioso fraile que lleva cuidando de él desde la "supuesta" muerte de sus padres. Al final de esta temporada, Águila Roja descubre que el asesino de su mujer es El Comisario. Estos se baten a muerte y es Águila Roja quién consigue desarmar y dejar inconsciente al Comisario. Cuando le va a asestar el golpe mortal a Hernán, aparece Agustín, diciéndole que El Comisario es su hermano. Ante ese panorama, Águila Roja envaina la espada, siendo incapaz de matarlo.